Aquí podrás encontrar...

Reflexiones sobre mis puntos de vista, videos y todo lo que se me ocurra para aportar algo a alguien...

Seguidores

domingo, 4 de julio de 2010

Agradeciendo


Aquí os dejo el artículo número ocho escrito para Infomedula. La situación que se narra en el artículo ya ha cambiado. Las cosas siguen evolucionando y nuevos proyectos aparecen en mi vida muy interesantes...
Artículo 8:
Actualmente, en este momento de mi vida me hallo inmerso en un proceso de cambio. Mi relación de pareja ha terminado y estoy experimentando el "mal de amores". Esta vez está siendo diferente de otras ocasiones anteriores, los sentimientos de pérdida, tristeza y pena los estoy experimentando de manera muy física, en la zona del estómago , las tripas y el pecho, con sensaciones muy intensas. Estos sentimientos están siendo un revulsivo a nivel interno, estoy replanteándome la forma que tengo de vivir la experiencia de pareja. Tras unos días de sufrimiento muy intenso, dándole vueltas y vueltas a la cabeza, acordándome de los momentos buenos de la relación y tratando de dejar fluir las lágrimas para desahogarme, y después de tratar de racionalizar y aceptar la situación, llegó un momento donde las piezas empezaron a encajar.

Recordé que uno de los propósitos que yo tenía en mi relación era de no perder mi individualidad como "Ser", es decir, relacionarme con mi pareja siendo Yo mismo a pesar de todo. Entonces me vinieron a la mente las palabras "no te olvides de ti mismo" y de repente conecté con ese espacio más allá de la mente y del cuerpo donde habita el silencio y brotó de mi pecho una sensación de Amor que nunca había experimentado con tal intensidad. Este Amor llenó todo el vacío que sentía en aquel momento, la tristeza y la pena desaparecieron al instante. Tuve una imagen mental de la que era mi pareja sonriendo con otro chico y en lugar de sentir celos, sentí felicidad porque ella estaba alegre, me regocijaba en su alegría y esto me producía felicidad. El Amor que estaba sintiendo era hacia mí mismo, y desde mí se irradiaba hacia fuera (como un sol). Lo que surgió a continuación fueron grandes sentimientos de gratitud hacia ella, por todo lo que habíamos vivido juntos y habíamos crecido, por todo lo bueno que ella había aportado a mi vida, que era muchísimo. Comprendiendo que nuestra etapa de pareja había llegado a su fin y lo que quedaba era una bonita amistad y un profundo agradecimiento por lo vivido.

Más allá de esta experiencia mística que tuve y que las palabras no pueden describir con fidelidad, lo que me gustaría compartir contigo hoy es como el Agradecimiento cambia y enriquece nuestra experiencia. La definición de Gratitud en el diccionario es: "Sentimiento que nos obliga a estimar el beneficio o favor que se nos ha hecho o ha querido hacer, y a corresponder a él de alguna manera.". Después de la experiencia mística he vuelto a tener sensaciones de añoranza y tristeza, pero no de la intensidad de las que tuve al principio. Seguí el consejo de un amigo que me dijo que utilizara la Gratitud cada vez que sintiera tristeza, y así lo estoy haciendo. En cada ocasión que los pensamientos de añoranza y tristeza me asaltan trato de sentir Gratitud por haber tenido esa experiencia con esta chica en vez de sentir la pérdida, y la verdad es que la sensación cambia y me libera.

Si atendemos a la definición de Gratitud podemos observar que es un Sentimiento positivo de estima hacia algo que nos ha aportado un beneficio. Esto me sugiere que podemos utilizar el Agradecimiento como una herramienta para superar aquellas situaciones conflictivas e incómodas que vivimos. Esto enlaza con lo que comentaba en uno de los primeros artículos, sobre centrar la atención en lo positivo y los efectos que esto conlleva. Ante una situación incómoda, si utilizamos y desarrollamos la Gratitud hacia ella, nuestra mente se orientará hacia la ganancia que podemos sacar de la experiencia y esto nos aporta un nuevo punto de vista y una nueva sensación sobre la situación. Y viceversa, si nuestra atención se orienta hacia la ganancia, lo positivo de la experiencia, seguramente nazcan sentimientos de Gratitud hacia ella. No digo que esto sea fácil, pues cuando uno está metido en el “túnel” las cosas se ven muy negras. Sólo digo y comparto contigo la experiencia de liberación que surge al Agradecer situaciones problemáticas que aparentemente no nos aportan nada, pero que en realidad guardan un aprendizaje y un beneficio.

Me permito sugerirte otro ejercicio muy potente que consiste en Agradecer todas las cosas positivas que hay en nuestra vida. Es un ejercicio de toma de conciencia de lo que tenemos a nuestro alrededor y normalmente no prestamos atención (a veces hasta que lo perdemos). Seguramente eres muy afortunado por muchas cosas, agradecerlas te da un sentido de humildad, paz y serenidad que complementa y amplía el punto de vista sobre tu vida. Y por último puedes hacer un acto de Gratitud hacia ti mismo, porque estás vivo, recorriendo lo mejor que sabes este camino sin manual de instrucciones que llaman Vida.

Gracias a mis padres, mi hermano, a todos mis amigos y amigas por todo su apoyo y todo lo que aportan a mi vida. Gracias a las situaciones incómodas porque me hacen crecer como persona y a las situaciones cómodas porque puedo disfrutarlas. Gracias por todas las experiencias que he tenido, que me han llevado a donde estoy hoy. Gracias a mí mismo por seguir luchando. Y Gracias a ti por estar ahí. ¡GRACIAS!

6 comentarios:

Sr250 dijo...

GRACIAS Kenneth.

Anónimo dijo...

Mi enhorabuena por tu bloc y seguidamente por tus escritos, es una pena que la gente de a pie no los pueda "integran" en sus costumbres, en fin que gracias por este pedazo de tu experiencia.
un saludo
Andres Hinarejos

Malagueta dijo...

Como siempre toda una esnseñanza y un gran ejemplo a seguir. Yo si que agradezco el tenerte tan cerca. Un beso te quiero

Carmen dijo...

Gracias por hacernos crecer contigo

Anónimo dijo...

Muy cierto Kenneth.
Creo que casi todos hemos pasado en nuestra vida por esos momentos y no hemos sabido afrontarlo tan abiertamente.

Un saludo

Miguel A.

isa dijo...

Oye eres un tio fantastico, me alegra haber encontrado este blog y haberte "conocido". Un abrazo.